Mi día en Moscú #ellaviajasola

12 02 2014

Un capricho, un simple capricho que me hizo muy feliz… mi viaje era a Asia, pero buscando pasaje a Shanghai me encontré con uno que me permitía estar todo un día en la capital de Rusia. Salí desde Frankfurt a las 22:35 y llegué a Sheremetyevo aproximadamente a las 05:00 del día 3 de febrero. Son unas diez horas de vuelo y tres horas de diferencia entre ambas ciudades. A esas alturas iba doblándole la mano al jet lag, iba avanzando en las horas junto con los vuelos. Sentía que me afectaba el cansancio pero no el cambio de horario. 

En el avión me tocó ir en la ventana, sin nadie al medio y una señora hacia el pasillo. El sobre cargo me dijo algo que no entendí y la señora le puso el cinturón de seguridad a mi mochila que la tenía puesta en el asiento del medio. La señora siguió haciendo cosas lindas por mí durante todo el vuelo. Yo viajé con un lumbago que tenía hace cuatro meses, ni pastillas, ni kine, ni nada me había servido. La señora se dio cuenta de mi sufrimiento y doblaba mantas para ponérmelas en la espalda. Cuando terminó el vuelo tomó un chocolate y me dijo “for you”. Puede ser algo súper simple, pero el amor por los seres humanos se eleva a mil cuando te tratan bien.

 

Los chilenos no necesitamos VISA para Rusia

Llegué a Sheremetyevo –Terminal D- sabiendo que los chilenos no necesitamos VISA para Rusia, lo que es muy bueno porque es bastante cara (http://www.chile.mid.ru/Consular/visas_01.htm). Me dirigí a policía. El chiquillo vio mi pasaje y dijo que fuera a la sala de conexión, yo le dije que no porque estaría como 16 horas esperando mí vuelo y pretendía pasarlas visitando su linda ciudad (con sonrisa de viajera feliz, aunque moría del cansancio). Algo me dijo, en ruso, tomó mi pasaporte y me preguntó por la VISA. Yo, con mi mejor sonrisa –nuevamente-, le dije: no necesito visa para entrar a su país”. Puso cara de no creerme. Sacó una hoja toda arrugada del bolsillo de su camisa, comenzó a leer varias veces y efectivamente encontró que los chilenos no necesitamos VISA a Rusia. Tenía cara de “que habrá pasado entre Rusia y Chile que estos no necesitan VISA”. Me dijo algo en ruso y me dejó pasar.

Aún era de noche. Comencé a caminar hacia un café que había visto en el primer piso, pero antes de eso tenía que hacer algo. Fui a la puerta de salida hacia la calle. Salí. Después de un primer choque con el frío, grité estoy en Moscú!!!!”. Saqué fotos y entré nuevamente al aeropuerto. Instagramié el momento. 

Imagen

Cada vez que entras por una puerta del aeropuerto debes pasar por el detector de metales, por lo que me tuve que sacar todo, pero valió la pena. Como mi maleta grande iba directo a Shanghai, me aseguré de llevar en la mochila todo lo necesario para estar un día completo en Moscú.

Me fui al Costa Coffee a tomar algo para despertar. Hay Internet gratis en varios sectores del aeropuerto. Puedes estar conectado todo el día si quieres, al menos, cuando yo estuve no había límites de tiempo. Luego decidí dormir un rato, me fui a acomodar a unos asientos que como en todo aeropuerto son lo más incómodo del universo. Definitivamente a los gerentes de aeropuertos no les gustan los viajeros que deben hacer conexiones. Dormí hasta pasado el mediodía y me fui a buscar una ducha, encontré pero tenía que esperar porque el encargado andaba no sé dónde, así es que me fui.

Había bajado un traductor al iPhone –iTranslate-, por el que pagué US$4,9 por tres meses para que tradujera; escrito y fonética. Mi iPhone me hablaba y yo le hablaba a él, como buena viajera “solitarista”. No sé si existe esa palabra pero me parece mucho más adecuada que “solitaria”. Antes de irme a Moscú ciudad, comencé a traducir cosas clave para poder llegar hacia donde quería; hola, por favor, gracias, Belorusskaya (estación de metro donde debía llegar), Plaza Roja, Kremlin. Me fui caminando hacia el otro extremo del aeropuerto (unos 10 minutos), había señalética que indicaba como llegar al Aeroexpress (Аэроэкспресс), que es el tren que tomas para llegar hasta la estación de metro Belorusskaya, donde haces combinación hasta la estación Ploshchad Rvolyutsii que es la más cercana a la Plaza Roja.

 

Ojo que nada está en inglés!!!!

Llegar al aeroexpress y comprar pasaje (ida y vuelta) no fue nada difícil. Cuando llegas al final del trayecto en tren debes salir de la estación, caminar por la calle y luego entrar a la estación de metro.

Imagen

Lo complejo vino cuando llegué al metro y me di cuenta que nada está en inglés, en ninguna parte, ni siquiera la gente habla inglés. Llegué a la estación y decía esto “Белорусская”, eso significaba Belorusskaya, o sea, no tenía idea donde debía ir. Quizás me angustié un poco pero porque tenía solo un día para recorrer y no podía darme el lujo de perderme. Comencé a usar lo poco de ruso que había memorizado y a repetir como loro “Krassnaa Plosad” (que es la forma de pronunciar Plaza Roja).

Una señora que parecía sacada de la antigüedad, con unos bigotes que no olvidaré jamás, me tomó el brazo, me hizo subir y bajar escaleras, entrar a pasillos, recorrer, mientras me hablaba, hablaba y hablaba y yo solo sonreía nerviosa porque no entendía nada. Finalmente me dejó de frente a donde debía tomar el carro que me llevaría a “Krassnaa Plosad”. Yo me deshice en “spacibo” (gracias) para ella, hace rato que no quería tanto a los seres humanos, y las mujeres rusas me estaban ayudando a recuperar ese sentimiento.

Imagen

Llegué a Ploshchad Rvolyutsii, que en realidad era Площадь Революции. Para saber los nombres de las estaciones tuve que tomar fotos de las redes de metro en ruso e ir comparándolas con mis mapas en inglés, además, de ir contando las paradas tratando de no desconcentrarme. Salí del metro y seguía nevando, le pregunté a unos policías por la Plaza Roja y con el brazo me señalaron algo, finalmente tuve que descubrir todo por mi misma. Existe un cartel que dice “información turística” pero por más que la busqué no la encontré. Ya estaba caminando por la plaza pero no lo sabía, solo lo confirmé una vez que tuve la Catedral de San Basilio frente a mí.

Imagen

Llovía y nevaba. Me comencé a encaminar hacia el Kremlin o donde yo suponía que estaba. Traté de entrar por montón de lugares, le preguntaba a la gente pero nadie me daba alguna referencia que me ayudara. Cuando ya estaba absolutamente mojada, los pies helados, la cara congelada y sin ánimo de nada, encontré la entrada, está en lo alto de un puente pequeño. Me costó 350 rublos (US$10 aprox). Mucha nieve acumulada. Hacía que todo se viera bello, fui a todos los edificios.

Imagen

Cuando terminé de pasear, me fui hacia la Plaza Roja de nuevo por última vez (quizás de la vida), tomé muchas fotos, compre muñequitas rusas en la calle y me devolví hacia el aeropuerto. Nuevamente una señora me tomó del brazo y me guió por todos lados, para poder llegar a Belorusskaya y tomar el aeroexpress de vuelta al aeropuerto. Este tren tiene wifi gratis #priceless.

Una cosa que me llamó la atención fue lo lindas que son las mujeres y lo mal cuidado de los hombres. Ellas usaban tacos aguja altísimos en la nieve, lo más incómodo del mundo pero andaban de lo más normal. Ellos con barrigas gigantes. Cuando hablo de “las mujeres” o “los hombres” de tal lugar obviamente me refiero a la mayoría, o a lo que yo tuve la oportunidad de ver. Uno habla de lo que conoce.

Una vez de vuelta en el aeropuerto me compré calcetines para cambiarme, los míos estaban estilando. Me fueron útiles todas las siguientes semanas ya que en China también sería invierno y con temperaturas más bajas aún. Me encanta el invierno, creo que sería feliz viviendo en un país helado, más que en uno caluroso. El calor no me deja funcionar.

Luego de haber tenido una jornada fría y angustiosa en Moscú pero con saldo absolutamente positivo, me iba a China. Próxima estación: Shanghái.





El comienzo del #ellaviajasola

23 01 2014

Creo que si alguien me preguntara por qué me gusta viajar, podría contestar tranquilamente que es porque me gusta la diferencia. Mis vacaciones de 2013 serían por dos meses en Asia, terminaron siendo tres meses y agregando unas cuantas ciudades europeas por ahí (cuando le dije a mi madre que el viaje se alargaba casi se murió). Supe que debía conocer Asia desde mi primer viaje a Europa. En ese tiempo Chile estaba lleno de “chilenos”, país fome sin diversidad de razas, así es que en Europa viví algo que no sabía que existía; gente y culturas diferentes, todos los países del mundo juntos, en un solo lugar y cada vez más integrados. Ahí me dije de inmediato que quería conocer más de este mundo lleno de razas distintas, ya que no es sólo el idioma, es la contextura y forma de la gente, a eso le sigue el comportamiento tan distinto también entre un país y otro, si hasta entre una ciudad y otra a veces cambia todo. He recorrido mucho Bolivia, Ecuador y Perú por trabajo y vacaciones y aunque somos vecinos, somos tan diferentes y eso me encanta.

Imagen

Laos, marzo 2013. Elena, amiguita de Suiza con niño laosiano.

Comienzo a escribir de mis vacaciones un año después de haberlas tenido. Trabajo en turismo pero no me dedico a escribir de viajes, me “pagan por viajar” pero para hacer pegas relacionadas con la planificación y gestión turística de un territorio. Lo que implica hacer investigación, campañas en terreno, participación ciudadana, reuniones, metodologías, informes, etc. Así es como pasé todo el 2013 recriminándome por no tener el tiempo para escribir acerca de algo tan lindo como ese viaje (entremedio estuve en Nueva Zelanda, Australia y República Dominicana, así es que estoy llena de “pendientes”), reforzado además porque cada vez que le cuento a alguien de mi experiencia me hace saber que sería bueno traspasarla.

Tengo amig@s y conocid@s que posteaban cosas maravillosas en mi Facebook e Instagram cuando subía alguna foto, y muchos de ellos me decían que sabían que nunca podrían hacer un viaje como ese. Razones hay muchas: hijos, plata, tiempo, familia, miedo, por lo que me quedo con toda esa gente que siguió mi viaje y me agradeció estar conectada para poder mostrar un mundo que no podrán conocer, o para aquellos que les faltaba un “algo” para decidirse a hacerlo y quizás yo les aporté con un grano de arena.

Poca gente sabía que haría ese viaje; sólo familia, pega y cercanos. Nunca anuncio un viaje, me gusta comenzar a relatar el mismo día en que me voy y no dar la lata desde antes. Soy buena para tuitear, así es que sabía que debía tener una etiqueta o hashtag (#), la que surgió un día hablando con un amiguito por gtalk. Yo tenía pensado algo con “viaja sola” y él me dio la clave del “ella”, así es que el viaje se llamó #ellaviajasola.

Mi itinerario comenzaba en China, pero como sabía que mis últimos días, antes de volver a Chile, los pasaría en Alemania (Bonn) donde vive mi mejor amiga desde hace más o menos dos años, el pasaje lo compré Santiago – Frankfurt – Santiago. Y como muchas cosas en la vida, no fue hasta después de comprado el boleto, cuando comencé a programar las vacaciones, que me di cuenta que estaría un día completo en Sao Paulo.

Mi vuelo Santiago – Sao Paulo salía en la mañana del viernes 1 de febrero de 2013, así es que el taxi me pasaría a buscar a las 4 de la madrugada a mi departamento y OBVIAMENTE yo había pasado de largo, sin dormir. Soy independiente, dueña de una empresa que el año 2013 cumplió 10 años. Antes de estas vacaciones sólo había estado máximo un mes fuera en 2008 y 2009 –quedando la cagada en mi ausencia-, y ahora me iba dos meses. Así es que hasta media hora antes que el taxi pasara a por mí, había estado haciendo “cosas” para dejar lo más arreglado posible el futuro de los próximos dos meses de mi empresa.

Acá debo hacer una mención especial a las personas que permitieron que pensara, programara, y viviera tres meses de vacaciones!!!! Mi equipo; Gustavo, Andrea y Sara. Si ellos no hubiesen llegado a trabajar conmigo en algún momento, seguramente no estaría escribiendo de este viaje. De hecho cuando en Cambodia me convencí que debía quedarme un mes más, el primero que se enteró fue Gustavo, prácticamente le pedí permiso… así es que si están leyendo esto, gracias compañeritos, coleguitas y amiguitos.

La maleta. Nunca he sido muy de mochilas, me duele la espalda andar cargando todo eso. Me compré una maleta con ruedas (lejos lo más importante para mi), que se podía transformar en bolso en caso de ser necesario y una mochila que me duró con suerte una semana, le di más importancia al color (verde, mi favorito) que a su calidad. Durante el viaje terminé comprando más maletas y más mochilas según las necesidades del tipo de viaje que se venía.

Imagen

Mi última compra para el viaje la hice a las 23 hrs. del día anterior, o sea 5 horas antes de irme al aeropuerto… se me había olvidado comprar lo más importante: medicamentos!!! Me iba al paraíso de la malaria, fiebre amarilla, dengue y cuanta enfermedad húmeda existe. No sólo eso lo hice a última hora, sino que también las VISAS que estaba obligada a sacar en Chile y que eran para China e India. Para eso deben pensar que el pasaporte lo deben dejar mínimo cinco días en cada embajada -por lo que no se puede sacar las dos al mismo tiempo-, pero también programarse en función de cuándo llegarán a esos países, ya que las VISAS se sacan para viajar en los meses siguientes, por lo que tampoco puede ser con mucha anticipación. De hecho la VISA a India me la entregaron el jueves y yo viajé el viernes; mención especial al recepcionista de la embajada que fue de lo más amoroso y se apiadó de mí. Las vacunas me las puse todas en enero (en el vacunatorio de la Santa María), tuve que agregar la de la fiebre amarilla sólo porque pasaba por Brasil y en India (supuestamente) me la pedirían (nunca pasó, con suerte me miraron a la cara).

La “doctora del viajero” a la que fui me recetó las típicas pastillas para la malaria –Malarone- que cuestan un ojo de la cara, $3.500 aproximadamente cada pastilla, y yo necesitaba para dos meses. Investigué y conversé con amigos que habían ido (la mayoría me decía que no tomara nada, que es “pa’ puro asustar, no te va a dar malaria”… “CÓMO te va a dar malaria”, esto último salió obviamente de la @wickyalice) y finalmente decidí pedirle a mi médico de (más) confianza –el ginecólogo, obvio- que me recetara doxiciclina, porque él había estado en el sudeste asiático el año anterior y había tomado eso. ¿Que como sé que mi ginecólogo había estado en el sudeste asiático el año anterior y había tomado doxiciclina?, pues porque cuando me revisa cada seis meses sólo hablamos de viajes, yo creo que lo hace para que me relaje con lo que más me gusta en la vida (me refiero a viajar) y no piense en la incómoda posición que uno toma en ese momento… ok, creo que me desvié del tema.

Como estaba contando, todas esas pastillas, antibióticos, anti inflamatorios, viadiles, diarenes, omeprazoles, las fui a comprar cinco horas antes de irme. Ese día me había puesto de acuerdo con un amigo para despedirme antes del viaje así es que lo calcé buscando farmacias de urgencia por todo Providencia y Ñuñoa que tuvieran al menos una dosis de 40 pastillas de doxiciclina, ya que se deben comenzar a tomar como 10 días antes de llegar al destino. Fue difícil, pero lo conseguimos.

Eso deriva en un consejo; compre todo con un mes de anticipación, al menos. En la farmacia de urgencia aproveché de comprar algo que fue una de las cosas más útiles del viaje, toallitas húmedas. Ya sabía que pasarían cuatro días entre que saliera de Santiago y llegara a mi primer destino, así es que las compré para ese punto en particular, pero de verdad fueron sumamente útiles en todo el recorrido, para no andar tan incómoda en aeropuertos, viajes en buses en pleno Asia (que paran en casuchas en medio de carreteras para ir al baño) y muchos otros momentos.

Otra cosa que olvidé meter en la maleta al partir, fueron todos los libros que había seleccionado para el viaje. Sí, ya se dieron cuenta que soy una persona ocupada que no tuve tiempo de preocuparme de detalles antes de viajar… o lisa y llanamente soy una volada (ahora tengo iPad y ahí leo todo, ese no se me olvidará nunca). Así es que en Pudahuel me compré el libro que me habían recomendado, debido al contexto, pero que yo no estaba segura de llevar “comer, rezar, amar”. Obviamente es un libro para un viaje, no para comprender cómo derrocar el hambre en el mundo. Sólo había visto la película y el libro resultó ser bastante bueno, sobre todo porque se trata de un viaje, aunque con un objetivo absolutamente diferente al mío. Pero rescatable. En algún momento pensé en comprar 50 sombras de Grey, pero decidí drásticamente sacar esa idea de mi cabeza. ¿Por qué? Porque viajaba SOLA, así es que habría andado demasiado “en fuego” todo el tiempo. El “comer, rezar, amar” lo terminé de leer en la mitad del viaje, así es que me tuve que comprar otros libros, en inglés obviamente.

La verdad es que viajar a Asia jamás tuvo como objetivo “encontrarme a mí misma”, que sí lo era de la protagonista del libro. Tengo súper claro como soy y todas las cosas que me han pasado en la vida las he superado sin la necesidad de viajar. Además, siento que si alguien cambia su personalidad en un viaje es porque nunca la tuvo muy definida. Lo que más me sirvió de este viaje fue “estar sola” y a chorrocientos mil kilómetros de mi casa, de mi seguridad, de una llamada para tener a alguien a mi lado. Es increíble, todo depende de ti, lo bueno y lo malo. La libertad. Cada decisión que tomas es sólo tuya, te afecta sólo a ti y con lo protectora que he sido siempre de mi familia necesitaba eso, así es que lo aproveché al máximo, tanto que durante las primeras semanas me arrancaba de la gente… sí, me arrancaba, evitaba hacer amiguitos. Después no lo pude evitar, comenzó el mochileo, y agradezco a cada persona que conocí, los recordaré siempre.

Superé esa noche de compras, trabajo y decisiones. Llegué a Guarulhos (Sao Paulo) vía LAN. Aporte “técnico”: es un aeropuerto muy feo, sin gracia, con restaurantes malísimos, por lo que si puede evitarlo, hágalo, a mí solo me hizo feliz comer pao de queijo y tomar guaraná, por lo que pasé gran parte del día haciendo eso. Lo bueno: tiene internet gratis e ilimitado en casi todas partes. Solo al final del día descubrí que hay un spa en el que podría haber pasado un par de horas, no averigüé precios, pero quizás es una posibilidad cuando se viene de vuelta, más que cuando comienzas el viaje.

Imagen

Luego de estar todo el día en Guarulhos, salió mi vuelo a Frankfurt con TAM. No me puedo quejar, era un avión moderno así es que pantalla individual, comida y vino, que es lo que agradezco en un vuelo. Los sobrecargos atienden bien y como fue un vuelo de noche, tomé la pastilla de rigor y las 13 horas pasaron, bueno, literalmente volando.

El aeropuerto de Frankfurt es una verdadera ciudad. Ahí me percaté de otro error, no me había acordado de imprimir el pasaje de salida de Frankfurt, vuelo que sería esa misma noche. Así es que tuve que hablar un buen rato con el policía alemán para que me creyera que yo quería ir a Asia y no quedarme de inmigrante en su país. En todo caso nunca pensó eso, pero necesitaba que yo le mostrara algo y como todo lo tenía en mis cuentas de mail y no tenía Internet, fueron minutos incómodos. Lleve impreso todos los pasajes, reservas hoteleras, fotocopia pasaporte, etc… hará más expedita cada pasada por aeropuertos.

En ese aeropuerto tienes 30 minutos gratis de internet una vez al día. Encontré una ducha, estaba mala la del baño de mujeres, así es que me tuve que meter a la de hombres, pero no hay problema porque es una habitación cerrada, privada y bastante grande (6 euros). Te pasan toallas limpias e incluso hay jabón y shampoo adentro y todo está a cargo del personal, que obviamente no son alemanes; turcos por lo general. El resto del día caminé, vitrinié, comí y compré. En fin, debo haber estado en total más de 12 horas y seguramente no conocí todo el aeropuerto.

Llegó el momento de irme de Frankfurt. Cuando programé el viaje sabía que China sería mi primer destino, pero al momento de comprar el pasaje Frankfurt – Shanghái, que había decidido sería la primera ciudad, me di cuenta que cabía la posibilidad de estar en Moscú un día, llegando al aeropuerto Sheremetyevo -un capricho que valía la pena-. Para eso tendría que tomar un vuelo Aeroflot la noche del 2 de febrero, llegando el 3 de madrugada a la capital rusa, donde pasaría todo el día para tomar en la noche la conexión a Shanghái. Estuve como dos semanas “mirando” este pasaje y “pensando” si lo compraba. En algún momento desapareció ese boleto, me dio rabia por ser tan pava… pero a la semana después volvió a aparecer. Lo compré de inmediato y me hizo decidir ya no “pensar” tanto. Aeroflot tiene su sitio en español, así es que es fácil registrarse y comprar.

Cuando llegó el momento de subirme al avión que me llevaría a Rusia, recién tomé conciencia de lo lejos que viajaría y me emocioné. Mi boleto decía “MOSCOW”, no Calama, Temuco, Santiago, ni siquiera Buenos Aires o Madrid… decía Moscú.

Imagen





Día mundial del turismo

27 09 2011

Hoy 27 de septiembre es el Día Mundial del Turismo (DMT)… que significa este día??

El 27 de septiembre de cada año, desde 1980, la Organización Mundial del Turismo (OMT) celebra este día para dar a conocer al mundo los valores y la fuerza de esta actividad económica.

De manera textual, la OMT dice lo siguiente:

El Día Mundial del Turismo se celebra cada año el 27 de septiembre. Su propósito es profundizar en la sensibilización de la comunidad internacional respecto a la importancia del turismo y su valor social, cultural, político y económico. El evento intenta contribuir a afrontar los retos mundiales señalados en los Objetivos de Desarrollo de las Naciones Unidas para el Milenio (ODM) e incidir en la contribución que puede aportar el sector turístico para alcanzar estos objetivos.

Todo lo anterior, es factible visualizarlo en la declaración de Manila sobre el turismo mundial del año 1980, donde establece la naturaleza y la función que el turismo tiene en el mundo. Entre muchas otra cosas, se habla de como el turismo es capaz de unir a los pueblos, de generar un desarrollo que apunte a la paz de las naciones, de cómo se aumentan los empleos de minorías, entre otras cosas. Adjunto la Declaración para que la conozcan en profundidad.

http://www.e-unwto.org/content/k1kx575513831466/fulltext.pdf

Desde el año 1998 la OMT elige un país anfitrión de la celebración del Día Mundial del Turismo. Por otro lado, desde el año 2006 se comienza a rotar el continente. Los sudamericanos que han sido parte de esta celebración han sido Chile en el año 1999 y Perú en el año 2008.

Una de las características más destacadas de esta celebración, es la elección de un lema. Es decir, durante todo un año la OMT fomenta la temática de ese momento con el fin de apoyar distintas instancias y entregar herramientas a los países que son parte de la organización para generar ideas, intervenciones, proyectos y distintas formas de desarrollo de la actividad.

Cada año, el lema de la celebración llega hasta los diversos estados miembros de la OMT como una base para la generación de políticas e intervenciones, así como los organismos internacionales que entregan recursos a países y/o organizaciones, muchas veces centran sus recursos en fomentar el objetivo del lema.

El primer lema de las celebraciones en el año 1980 fue: “El turismo como factor de conservación y de fomento del legado cultural, de la paz y de la comprensión mutua”. El año 2010; “Turismo y diversidad biológica” que se celebrara en China.

El lema de esta celebración en el 2011 es; “Turismo y acercamiento de las culturas”, donde el país anfitrión es Egipto. Esta última temática se encuentra enfocada al papel que juega el turismo en el encuentro de las culturas del mundo a través de los viajes.

Creo, personalmente, que no debe existir otra forma más potente de conocer, entender e incluso “querer” otras culturas más que a través de los viajes que realiza una persona hasta el centro de esa historia. Las opiniones de una u otra forma de vida pueden cambiar en un 100% cuando uno convive in situ con otras razas, otras lenguas, otras visiones.

Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, envía el siguiente mensaje como parte de la celebración:

“El Día Mundial del Turismo constituye una oportunidad para reflexionar sobre la importancia que tiene para el bienestar mundial. Cuando viajemos, conectemos con otras culturas y celebremos la diversidad humana. Al observar este Día, reconozcamos que el turismo es una fuerza impulsora de un mundo más tolerante, abierto y unido.”

 

Taleb Rifai, Secretario General de la OMT dice lo siguiente:

“El DMT 2011 es un llamamiento a todos los que se dedican al turismo para que actúen de manera consciente y respetuosa con la cultura, promoviendo el diálogo intercultural y garantizando que las comunidades locales participen plenamente en las oportunidades de desarrollo del turismo y que se beneficien de ellas.”

La OMT este año ha elegido cinco fotografías y cinco tweets como ganadores y que representan el lema de turismo y acercamiento de las culturas.

http://wtd.unwto.org/es

Finalmente, no puedo dejar de comentar con respecto a las celebraciones en Chile, donde cada año se reúne la industria nacional. Cada región realiza sus propias celebraciones, así como cada organismo que reúne a los diferentes empresarios de cada rubro.

El Ministerio de Economía, Fomento y Turismo y el Servicio Nacional de Turismo celebraron hoy en la Plaza de Armas de Santiago y continuaron con un recorrido por distintos puntos de la capital. El mérito turístico este año se centró en el lema del DMT y recayó en Selma Canuñir, quién es dueña de un hospedaje mapuche “Ina Lewfu”, en la Región de La Araucanía. Este premio se relaciona con cómo la cultura mapuche ha entrado de manera potente en el imaginario de los turistas extranjeros que visitan Chile, queriendo conocer un pueblo famoso por su fuerza, orgullo y permanencia en nuestro país.

http://www.sernatur.cl/noticias/gobierno-celebro-el-dia-mundial-del-turismo-promoviendo-el-intercambio-de-culturas

Feliz Día Mundial del Turismo a todo el mundo, ya que cada ser humano ha sido o será un turista en algún momento.

Bárbara Vallejos P.

 





Patrimonio y Turismo…. para todos

19 08 2011

Hace un par de semanas asistí a un curso de turismo y patrimonio, y lo que primero me llamó la atención fue que en la presentación de los asistentes había muchos arqueólogos y conservadores. De inmediato me dije “esto no va a terminar bien”. Esto, porque creo que estamos en un punto ciego, donde aún los conservadores ven a los consultores en turismo como depredadores, y éstos a su vez ven a los conservadores como sujetos egoístas y demasiado celosos de su trabajo.

Y no me equivoqué: ante la primera intervención de una persona que se encontraba en el bando de los conservadores, que dijo que los consultores en turismo debieran dejar de hacer planes donde involucraran al patrimonio, el salón estalló y las manos se levantaron para expresar que no se estaba de acuerdo con ella, entre otras cosas.

Si bien el curso lo dictó un experto en turismo cultural -el arqueólogo catalán Jordi Tresserras-, su apertura de mente y experiencia (Universidad de Barcelona, Ibertur, Arqueoturismo, Ayuntamiento Barcelona, etc.), lo insertan en un circuito donde el patrimonio es tremendamente importante, tanto en su cuidado como en su apertura a la comunidad, y donde la conservación y promoción están al mismo nivel. Lo anterior para mi es fundamental, ya que solo en la medida que los turistas sientan la necesidad de pagar por entrar a un sitio con valor único, lo harán y con esto se tendrán los recursos suficientes para preservarlos y protegerlos en el tiempo.

El curso tomó el rumbo que yo esperaba, relacionado con el “cómo” entramos a la mente del turista para que “consuma” el patrimonio, pero siempre dentro de un contexto de planificación del turismo cultural bajo conceptos de sostenibilidad y de acuerdo a los tiempos actuales. Claramente la conservadora que intervino al principio no opinó lo mismo, ya que no volvió después del tiempo libre que tuvimos para almorzar.

La UNESCO señala que “el turismo puede ser tanto el mejor amigo como el peor enemigo del desarrollo”. Tan cierto es lo anterior que propone acompañar a sus 191 Estados Miembros en la formulación de sus políticas de turismo para contribuir a la lucha contra la pobreza, a la defensa del medio ambiente y a un aprecio mutuo de las culturas.

Son múltiples los factores que sustentan la posición actual de la UNESCO, con respecto a que el turismo es una de las mayores herramientas para mostrar, rescatar e incluso conservar la cultura de los países. No obstante, tampoco deja de ser cierta la postura de la conservadora presente en el curso, así como de muchos otros, de que no todo el patrimonio debe ser mostrado, o más bien dicho, que se debe contar con un plan detallado de un sitio o zona que tiene un criterio de valor único antes de ser expuesto. Este plan debe al menos considerar el manejo, la capacidad de carga, la gestión, la seguridad y el turismo –que conlleva relato, interpretación, comercialización, entre otros componentes-, ya que sin estos elementos, es posible que el sitio no llegue a demostrar todas sus capacidades de atracción ni a generar un desarrollo sostenible. Es decir, sin ellos no será capaz de obtener beneficios económicos, generar utilidades para la comunidad local ni protegerse ambientalmente.

Un vez que el plan está materializado, se debe comenzar en el menor tiempo posible la implementación del mismo, ya que muchas veces se comete el error de hacer planes y no concretar los mismos. Llevo más de diez años trabajando como consultora en turismo, y me he topado en forma reiterada con una gran cantidad de estudios que se han elaborado en uno u otro lugar y que nunca han sido implementados, que se encuentran guardados en estantes de oficinas públicas, que a su vez te contratan para decirles exactamente lo mismo que otros les dijeron cinco años antes. Pero no me explayaré mucho con lo último ya que eso es harina de otro costal, y en algún momento escribiré en defensa de los consultores que finalmente terminamos pagando los pecados de contrapartes poco visionarias e ineficientes.

Los criterios de los párrafos anteriores son factibles de ser aplicados a todo tipo de proyectos en turismo, donde si no existe una planificación, ordenamiento, implementación, marco de gestión y posterior comercialización, será difícil que llegue a ser un recurso exitoso. No obstante, los sitios que tienen que ver con el patrimonio son mucho más sensibles a la carencia de planificación y gestión, por lo que es imperante que si no se cuenta con los recursos económicos de manera inmediata, al menos se vayan abriendo pequeños espacios que estén preparados para la recepción de visitantes, en función del aprendizaje que se quiera entregar.

Alrededor del mundo existen muchos ejemplos exitosos, y otros no tanto, de la puesta en valor de sitios patrimonio de la humanidad, o que son parte de la historia de cada país. Un buen ejemplo y que conozco in situ, es el Paisaje Minero de Cornish Miningwww.cornish-mining.org.uk – que corresponden a diez áreas ubicadas en Cornwall y el oeste de Devon en Inglaterra, que han sido declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y cuya principal fortaleza es que nacieron turísticamente a partir de un grupo de individuos y familias directamente relacionadas con cada una de las áreas, y que trabajaron o estuvieron ligadas a las distintas minas.

De este viaje traje varios aprendizajes conmigo, los que al día de hoy estoy tratando de aplicar en distintos proyectos en los que me ha tocado ser parte, tanto en Chile como en otros países. Por un lado, la capacidad de asociatividad de las personas que de un día para otro dejaron de tener las minas como sustento económico y que fueron capaces –como el caso específico de Geevor Tin Mine, www.geevor.com – de crear una asociación entre los propios mineros que resultó en la implementación de un centro de interpretación, acondicionamiento de la mina para visitas, cafetería, restaurante, tienda de souvenirs, entre otros. Asimismo, algunos de estos mineros hoy en día trabajan en distintas labores, incluso como guías enseñando a los turistas cada aspecto de la historia de esta mina de estaño. Por otro lado, la determinación de los mercados objetivos siempre es un tema difícil cuando uno planifica en turismo, ya que generalmente las zonas, empresas, organismos públicos y otros, creen contar con la mayor atracción del mundo, siempre aspirando a que lleguen los turistas más deseados, es decir, los que más gastan. En el caso de Cornish Mining, han elaborado un plan de marketing que se enfoca en seis públicos objetivos donde se desarrollan estrategias para cada uno de ellos. Sin embargo, uno de los más importantes es el de los Turistas ancestrales descendientes de mineros migrantes, lo que la OMT define como Etnoturismo[1] (definición bastante discutida cuando se habla de comunidades indígenas en Sudamérica, ya que a éstas los que menos las visitan son los descendientes de sus propias culturas; pero como esto también da para mucho lo trataremos en otra oportunidad), siendo aquellos que vuelven a los lugares desde donde salieron -ya sea ellos mismos o sus antepasados- para impregnarse con su historia. En este caso, han determinado que durante los 100 años en que la mayoría de las minas funcionó, al menos 250.000 personas migraron hacia otros lados, por lo que hoy existe un público potencial de 6 millones de personas en todo el mundo que eventualmente podrían volver a conocer su pasado.

Hoy en día me encuentro trabajando en uno de los proyectos más lindos y difíciles que me ha tocado: elaborar el Plan de Turismo y de Marketing Turístico para las Oficinas Salitreras de Humberstone y Santa Laura. Estas oficinas salitreras son Patrimonio de la Humanidad por el valor que tienen para todo Chile (y que ni siquiera los chilenos lo saben). Sólo por señalar un par de hitos, el salitre es el que gatilló los intereses por el territorio que lo contenía, lo que llevó a la  Guerra del Pacífico en 1879 con nuestros vecinos bolivianos y peruanos. Además, fue donde se iniciara el movimiento social obrero que repercutiría sobre todo en el cono sur de nuestro continente. Lo anterior, lleva a que los consultores en turismo nos esforcemos y obliguemos a detectar y poner en valor los mejores elementos y condiciones para que muchas personas tengan la oportunidad de vivir distintas historias y disfrutar del patrimonio natural y cultural de un país, tanto como lo puede hacer un conservador o un arqueólogo. Y lo más importante, que el atractivo sea capaz de generar sus propios recursos económicos, siendo auto sustentable.

Por eso estoy sumamente de acuerdo no sólo con mostrar el patrimonio, sino que con asegurarnos de que así como yo tengo la suerte de conocer las Oficinas Salitreras de Humberstone y Santa Laura, todos los chilenos y los visitantes del mundo tengan derecho a saber que una parte importante y noble de la historia de la humanidad se encuentra dentro de estos lugares olvidados y saqueados durante años.

 


[1] Etnoturismo. OMT- Organización Mundial del Turismo lo define como “visita a los lugares de procedencia propia o ancestral. Consiste por tanto, en visitas motivadas por el deseo de reencontrarse con sus raíces, ya sea en los lugares donde pasó parte de su vida o aquellos donde vivieron los antepasados de la familia”





Empresas de turismo consideran que el crecimiento del sector está “en deuda”

11 08 2011

La 5° edición del Barómetro de Fedetur (Federación de Empresas de Turismo de Chile) sugiere que el turismo en Chile parece estar retomando su senda de crecimiento, tanto en materia de llegadas turísticas internacionales, de movimientos turísticos de los chilenos y en lo relativo a inversiones hoteleras.

No obstante, advierte que se trata de un crecimiento relativo y con matices, por lo que asegura que está “en deuda”.

El aumento de las llegadas de turistas extranjeros al país se explica por varias razones: recuperación después de la crisis financiera y el efecto terremoto, buena imagen de Chile y un alto y sostenido crecimiento de las llegadas turísticas a toda Sudamérica.

“Sin embargo, todos estos motivos pueden ser sólo circunstanciales y poco duraderos, por lo que el esfuerzo promocional debe intensificarse”, explica Eugenio Yunis, vicepresidente ejecutivo de Fedetur.

Según el Barómetro, en el período enero-junio 2011, Chile logró un crecimiento de 12,8% en la llegada de turistas internacionales, marcado fuertemente por los aumentos alcanzados en los meses de marzo, abril y junio, debido, en parte, a la baja base de comparación de 2010.

Si bien esta cifra es positiva, se trata de un bajo crecimiento si se compara con el 36% de Uruguay y el 16% logrado por Perú y por Colombia, o el 16,8% observado en el conjunto de Sudamérica.

Por otra parte, los movimientos turísticos de los chilenos siguen creciendo, pero con una tendencia mayor hacia los viajes al extranjero, producto de la continua baja del dólar. En este sentido, explica Yunis, “la aparente bonanza del turismo chileno parece estar más concentrada en la Región Metropolitana (turismo de negocios y de ski) y algunas ciudades de gran actividad económica”.

“Por el contrario es preocupante la situación de muchos destinos turísticos vacacionales del Centro y Sur del país, donde se observan bajas tasas de ocupación, según el Panel de 41 expertos y empresarios consultado por Fedetur”, afirma Yunis.

Argentina sigue siendo el principal país emisor de turistas hacia Chile, con un crecimiento del 10,2% en el primer semestre de 2011. Los mercados brasilero y colombiano fueron los que lograron mayores crecimientos, con aumentos cercanos al 56% y 36% respectivamente.

Así las cosas, el desempeño de los principales mercados de larga distancia sigue siendo preocupantemente bajo, con variaciones de 0,8% y 3,1% en las llegadas desde EE.UU. y Europa respectivamente.

“Se mantiene entonces la preocupación por la baja intensidad de la promoción de Chile en el extranjero, por lo que esta Federación insta una vez más a las autoridades a fortalecer la política de promoción y aumentar los recursos promocionales en el presupuesto 2012”, concluye Yunis.

http://www.emol.com/noticias/economia/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=496782





Tribunal Constitucional acoge recurso de PAL por fusión de LAN con TAM

11 08 2011

La primera sala del Tribunal Constitucional acogió hoy miércoles el requerimiento de Principal (PAL) Airlines contra su rival LAN por un plan de fusión con la brasileña TAM, pero rechazó por ahora una petición de suspender una investigación en curso de la entidad antimonopolios.

PAL Airlines presentó ante el TC un recurso de inconstitucionalidad de un acuerdo que había alcanzado LAN y la Fiscalía Nacional Económica (FNE) para mitigar los efectos de la anunciada fusión en el mercado.

Además, PAL Airlines había solicitado frenar la investigación que hace varios meses inició el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), que se encontraría próximo a un fallo sobre la fusión de LAN y TAM.

Consultados por Emol, la aerolínea compañía ligada a la familia Musiet manifestó que “tratándose de una tramitación pendiente ó en desarrollo, la empresa se abstiene de entregar cualquier declaración para no interferir con la decisión de los tribunales de justicia”.

En tanto, LAN espera que el tribunal antimonopolios se pronuncie este mes sobre la fusión, lo que en caso de ser favorable podría crear una aerolínea que estaría entre las 10 mayores del mundo.

Más temprano, el presidente de TAM, Marco Antonio Bolonha, afirmó que esperaba todas las aprobaciones necesarias para la fusión con LAN estén en el primer trimestre del 2012.

En su resolución, el Tribunal Constitucional dio un plazo de cinco días a Conadecus, la FNE, LAN, TAM, Sky Airlines, LAN Cargo y Asociación Chilena de empresas de Turismo (Achet)  para pronunciarse acerca de la admisibilidad del requerimiento.

http://www.emol.com/noticias/economia/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=497233





Arresto de viceministro de Turismo y decenas de funcionarios por corrupción sacude a Brasil

11 08 2011

Policía Federal desarticuló red que desviaba recursos públicos mediante maniobras fraudulentas.  

JAVIER MÉNDEZ ARAYA 

Un nuevo y grave caso de corrupción volvió a azotar al gobierno de la Presidenta brasileña, Dilma Rousseff, con la detención de prácticamente la cúpula del Ministerio de Turismo.

En el operativo bautizado “Voucher” y realizado por la Policía Federal en las ciudades de Brasilia, Sao Paulo y Macapá, y en la que participaron doscientos agentes, fueron arrestados ayer el viceministro brasileño de Turismo, Frederico Silva da Costa, junto a otras 32 personas acusados de corrupción y desvíos de fondos públicos de esa cartera.

Entre éstas figuran, además, el secretario nacional de Programas de Desarrollo de Turismo, el ex diputado Colbert Martins da Silva Filho; el ex titular del Instituto Brasileño de Turismo (Embratur), Mario Moisés, y varios funcionarios del Instituto Brasileño de Desarrollo de Infraestructura Sustentable (Ibrasi). Otras cinco personas no han sido encontradas y sobre ellas pesa una orden de arresto.

Al enterarse de las detenciones, la Presidenta citó al ministro de Turismo, Pedro Novais, y la prensa brasileña indaga para ver si podría ser la próxima víctima de esta oscura trama.

El operativo policial se produjo en medio de escándalos de corrupción que han salpicado al gobierno de Rousseff que sólo tiene ocho meses de gestión.

Rousseff tuvo que pedir a partir de junio la dimisión a dos ministros de primera importancia, Antonio Palocci, de la Casa Civil, y Alfredo Nascimento, titular de Transportes, ambos salpicados por la corrupción política, y remover a 22 funcionarios públicos. También renunció el secretario ejecutivo del Ministerio brasileño de Agricultura, Milton Ortolan, después de que la prensa local lo acusara de incurrir en tráfico de influencias

En este caso específico de ayer, las detenciones ocurrieron en el marco de una acción destinada a combatir la desviación de recursos públicos destinados al Ministerio de Turismo detectada en un contrato por 4 millones de reales (US$2,45 millones) firmado con una empresa del estado amazónico de Amapá.

Según Folha de Sao Paulo, las investigaciones efectuadas revelaron que Ibrasi fue contratada para formar técnicos en turismo en Amapá, pero que carecía de calificaciones para cumplir dichas labores. Además, la empresa recibió el pago por anticipado y habría falsificado recibos presentados al gobierno.

Cargos y prisión

El jefe del Ministerio Público de Amapá, Celso Leal, denunciará a la justicia a los involucrados por cargos de desvíos de recursos públicos, fraude, peculado y asociación criminal, por los que podrían recibir hasta 12 años de cárcel.

Para politólogos brasileños consultados por “El Mercurio”, este nuevo caso de corrupción es lo suficientemente grave, porque se suma a otros y debilita la imagen de la Mandataria y pone en duda la transparencia de las instituciones estatales.

“Es el legado nefasto de la corrupción en Brasil, porque si bien éste es un caso nuevo, los personajes involucrados son los mismos que estuvieron en el aparato de gobierno en los tiempos del Presidente Luiz Inácio Lula da Silva”, explica a este diario Edson Nunes.

El politólogo es crítico con la gestión de Lula en lo referente a la corrupción y dice que le heredó un nefasto legado a Rousseff y que “él decidió negar la existencia de cualquier práctica corrupta, incentivando la impunidad a las bases de su partido”.

Roberto Romano, sostiene que Dilma se encuentra en una seria encrucijada, puesto que su lucha contra la corrupción le puede hacer pagar un alto precio político al causar fisuras en su coalición de gobierno.

“Ella tiene la intención de ‘moralizar’ el aparato estatal, pero el problema de la corrupción es mucho más amplio y profundo. Ahora mismo los senadores del Partido de la República decidieron salirse de la coalición en el Senado luego de la dimisión de su correligionario, el ministro de Transportes Alfredo Nascimento”, indica.

“Dilma Rousseff está aprisionada en un presidencialismo de coalición en el cual se trueca gobernabilidad por cargos, favores y acomodos. El ‘lulismo’ anestesió todas las críticas, pero la actual Mandataria es menos permisiva”.

FERNANDO HENRIQUE CARDOSO
EX PRESIDENTE DE BRASIL

http://diario.elmercurio.com/2011/08/10/internacional/_portada/noticias/5ba1f798-f393-4529-9cb4-bad33da69607.htm